BARCELONA. Ante los hechos violentos en el estado Anzoátegui, más de 6.000 efectivos de seguridad son los que se mantienen desplegados en los 21 municipios de la entidad para resguardar a la ciudadanía.

De esta manera lo comunicó el gobernador de la región, Nelson Moreno, tras sostener un encuentro con los alcaldes de Barcelona, Guillermo Martínez; Puerto La Cruz; Magglio Ordóñez y Guanta, Jhonnathan Marín, así como representantes de la Defensoría del Pueblo, Contraloría General del estado, Consejo Nacional Electoral (CNE), Policía Nacional Bolivariana (PNB), entre otros.

A este encuentro fue invitado el alcalde del municipio Diego Bautista Urbaneja y coordinador regional de Primero Justicia, Gustavo Marcano, quien no asistió a la mesa de trabajo, realizada en el Edificio de Gobierno, en Barcelona, donde se abordaron estrategias por la paz.

“El alcalde Gustavo Marcano no asistió, no quiere coordinar la paz”, dijo Moreno.
Destacó que el jefe municipal “utiliza los recursos que envía el presidente de la República, Nicolás Maduro, destinados al pago de los trabajadores, para financiar las guarimbas, que están por el orden de los 80 ó 90 millones de bolívares”.

En este sentido, exhortó al alcalde opositor a mantener el orden en su municipio.
El mandatario regional señaló que en el estado no se han registrado hechos que lamentar, sin embargo, repudió que durante el sábado 20, un mototaxista de 24 años de edad casi pierde la vida con una guaya colocada en la avenida principal de la ciudad de Lechería.
“Actualmente, el muchacho permanece hospitalizado recuperándose en el Seguro Social de Las Garzas, en Barcelona”, dijo.

Recordó que desde el 19 de abril hasta la fecha, se han detenido a más de 250 personas, de las cuales 10 han sido privados de libertad por contar con antecedentes penales.
Fuente AVN