En la unidad de atención Ciudad Caracas, ubicada en al parroquia El Cementerio, 63 jóvenes privados de libertad recibieron certificados por haber participado en el taller de elaboración de alimentos alternativos para animales, coordinado por el Ministerio del poder popular para el Servicio Penitenciario y la Misión Nevado.

Ramón García Utrera, viceministro de atención a los adolescentes en conflicto con la ley penal, señaló que la graduación de estos jóvenes forma parte de un trabajo sistemático y permanente que realizamos para lograr la transformación de los jóvenes más allá de la técnica y la teoría, “es la transformación en el amor por el prójimo, por la naturaleza y por los animales”, enfatizó.

Destacó que “este complejo trabajo que realizamos con un equipo multidisciplinario, maestros, profesores, equipos técnicos e instituciones como la Misión Nevado, que nos apoyan directamente con cursos de capacitación, vamos a lograr la transformación efectiva de nuestros adolescentes en conflicto con la ley penal”.

La presidenta de la Misión Nevado, Maigualida Vargas, expresó que la graduación de los jóvenes en el taller representa una primera fase donde los adolescentes aprenden sobre los distintos ingredientes y productos que pueden utilizar para la elaboración de alimentos alternativos para perros y gatos, los distintos grupos alimenticios, así como diferentes técnicas para la preparación de estos alimentos, que buscan sustituir el alimento comercial tradicional que resulta tan costoso para nuestra familia venezolana.

UNA HERRAMIENTA PARA EL FUTURO

Comentó que en esta jornada de capacitación, que le sirve a estos adolescentes como herramienta para el futuro, se incluyeron las técnicas de conservación y el equilibrio nutricional de los alimentos que se pueden elaborar.

Resaltó que “además del aporte cognoscitivo el taller agrega valores como los que nosotros promocionamos como el respeto a la vida en todas sus formas”.

Vargas señaló que esperan seguir avanzando con otros talleres, como el de auxiliar veterinario y de peluquería canina, que deben ser también dirigidos a estos jóvenes que están ávidos de recibir formación. Enfatizó que “todo esto solo es posible gracias a un nuevo modelo de tratamiento que obedece al modelo revolucionario, socialista, que cree en la formación, en la capacidad de amar, como lo dice el lema de la Misión Nevado”.

“Este primer trayecto formativo nos pone como reto seguir acompañando a estos adolescentes y seguirlo haciendo desde el amor, el respeto a la vida. Esta es una de las herramientas con las cuales nuestros jóvenes pueden reflexionar y formarse para el futuro”.

En nombre de los adolescentes que recibieron certificados intervino Jesús Granados, quien agradeció a las autoridades del ministerio de Servicio Penitenciario y a la Misión Nevado “por las herramientas que Nos han dado, que nos brindan la oportunidad de integrarnos a la sociedad y a una vida mejor, y que podamos laborar con todas estas enseñanzas y con todo lo que estamos haciendo a diario, agradecidos a todos por lo que nos han enseñado para que sigamos creciendo como seres humanos”.